1896 - Antonio Miró Pomar funda en la calle Alejandro Rosselló de Manacor, la tienda de joyería y relojería que lleva su nombre. A medida que van haciéndose mayores, sus hijos trabajan en ella.



   
1934 - Su hijo Fermín Miró Roca, junto con su esposa Magdalena Bauzá Garí, fundan en el pueblo de Alaró (Mallorca), su negocio con el nombre de Joyería Fermín.
      



   
1951 - Se trasladan al número 6 de la calle Conquistador de Manacor.
      



   
1966 - Llega el crecimiento económico y cambia la ubicación de la tienda, situándola en la céntrica calle Amargura de Manacor, lugar en donde radica en la actualidad.
      



   
1985 - Se realiza una profunda reforma de la tienda, añadiéndole más de 150 metros cuadrados en su planta superior, cambiando la estructura y distribución de sus escaparates.



   
2006 - Se reforma nuevamente la tienda dejándola en su estado actual.